frases para alguien que esta en el cielo



autor Poema 20 Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Escribir, por ejemplo: «La noche está estrellada, y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.» El viento de la noche gira en el cielo y canta. Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Yo la quise, y a veces ella también me quiso. En las noches como ésta la tuve entre mis brazos. La besé tantas veces bajo el cielo infinito. Ella me quiso, a veces yo también la quería. Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos. Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella. Y el verso cae al alma como al pasto el rocío. Qué importa que mi amor no pudiera guardarla. La noche está estrellada y ella no está conmigo. Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos. Mi alma no se contenta con haberla perdido. Como para acercarla mi mirada la busca. Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. La misma noche que hace blanquear los mismos árboles. Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise. Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. De otro. Será de otro. Como antes de mis besos. Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos, Mi alma no se contenta con haberla perdido. Aunque éste sea el último dolor que ella me causa, y éstos sean los últimos versos que yo le escribo. Poemas de Pablo Neruda (Pablo Neruda)

Conceptos relacionados: 20 puedo versos noche escribir escribir tristes

' 3.5/5 (30 votos)
Por: admin
autor ENAMORATE DE ESTA REFLEXION : de tanto perder aprendí a ganar; de tanto llorar se me dibujó la sonrisa que tengo. Conozco tanto el piso que sólo miro el cielo. Toqué tantas veces fondo que, cada vez que bajo, ya sé que mañana subiré. Me asombro tanto como es el ser humano, que aprendí a ser yo mismo. Tuve que sentir la soledad para aprender a estar conmigo mismo y saber que soy buena compañía. Intenté ayudar tantas veces a los demás, que aprendí a esperar a que me pidan ayuda, traté siempre de que todo fuese casi q perfecto (solo Dios) y comprendí que realmente todo es tan imperfecto como debe ser (incluyéndome). Hago solo lo que debo, de la mejor forma que puedo y los demás que hagan lo que quieran. Vi tantas liebres correr sin sentido, que aprendí a ser tortuga y apreciar el recorrido. Aprendí que nada en esta vida es seguro, solo la muerte y por eso disfruto el momento y lo que tengo. Aprendí que nadie me pertenece, y que estarán conmigo el tiempo que quieran y deban estar, y quien realmente está interesado en mí me lo hará saber a cada momento y contra lo que sea, que la verdadera amistad si existe pero no es fácil encontrarla, que quien te ama te lo demostrará siempre sin necesidad que se lo pidas, que ser fiel no es una obligación sino un verdadero placer cuando el amor es el dueño de ti. Eso es vivir. La vida es bella con su ir y venir, con sus sabores y sin sabores, aprende a vivir y disfrutar cada detalle, aprende de los errores pero no vivas pensando en ellos, pues siempre suelen ser un recuerdo amargo que te impiden seguir adelante, pues, hay errores irremediables . Las heridas fuertes nunca se borran de tu corazón pero siempre hay alguien dispuesto realmente a sanarlas. Disfruta de la mano de Dios, todo mejora siempre. Y no te esfuerces demasiado que las mejores cosas de la vida suceden cuando menos te lo esperas. No las busques, ellas te buscan, llegan; deja que la vida te sorprenda, y lo mejor, siempre está por venir. (José Miguel Rosario)

Conceptos relacionados:

' 4.6/5 (14 votos)


' 5.0/5 (1 voto)
Por: admin
' 2.0/5 (4 votos)
Por: admin
' 3.0/5 (1 voto)
Por: admin
' 4.0/5 (4 votos)
Por: admin
' 0.0/5 (0 votos)
Por: admin
' 1.0/5 (1 voto)
Por: admin

Fueron encontrados 1116 resultados para tu búsqueda