Frase de Pitágoras de Samos