Biografía de Antonio Machado

Antonio Machado
Antonio Cipriano José María y Francisco de Santa Ana Machado y Ruiz, conocido como Antonio Machado (julio 26to, 1875-02 22, 1939) fue un poeta español y una de las principales figuras del movimiento literario español se conoce como la Generación del 98 Machado nació en Sevilla un año después de su hermano Manuel. Fue el segundo de cinco hermanos de una familia liberal; el mayor de ellos, Manuel, trabajó junto a Antonio en varias obras. Su padre, Antonio Machado Álvarez, publicó numerosos estudios sobre el folclore andaluz y gallego. Su abuelo, Antonio Machado Núñez, era médico y profesor de Ciencias Naturales. En 1883, su abuelo fue nombrado profesor de la Universidad Central de Madrid y toda la familia se traslada con él a dicha ciudad y los dos hermanos fueron matriculados en la célebre Institución Libre de Enseñanza fundada por Francisco Giner de los Ríos. Antonio Machado completa allí su formación. Durante estos años, y con el apoyo de sus maestros, Antonio descubrió su pasión por la literatura. Mientras completaba su bachillerato en Madrid, las dificultades económicas lo obligaron a tener varios trabajos incluyendo el de actor. En 1899 viajó con su hermano a París para trabajar como traductor para una editorial francesa. Durante estos meses en París entró en contacto con los grandes poetas simbolistas franceses Jean Moréas, Fort Pablo y Paul Verlaine, y también con otros personajes contemporáneos literarios, entre ellos Rubén Darío y Oscar Wilde. Estos encuentros confirmaron la decisión de Machado de dedicarse a la poesía. En 1901 publica sus primeros poemas publicados en la revista literaria 'Electra'. Su primer libro de poesía fue publicada en 1903 con el título “Soledades”. En los próximos años, poco a poco modificada de la colección con la eliminación de algunos y agregando muchos más, y en 1907 la colección definitiva fue publicada con el título “Soledades”. En el mismo año a Machado le ofrecieron el puesto de profesor de francés en la escuela en Soria. Allí conoció a Leonor Izquierdo, hija de los dueños de la casa de huéspedes donde Machado vivía. Se casaron en 1909; él tenía 34 años, Leonor tenía 15 años. A principios de 1911 la pareja se fue a vivir a París, donde Machado leyó más literatura francesa y estudió filosofía. Sin embargo, en el verano, Leonor fue diagnosticado con tuberculosis avanzada y regresó a España. El 1 de agosto 1912 Leonor murió, pocas semanas después de la publicación de “Campos de Castilla”. Machado estuvo devastado y se fue a Soria, la ciudad que había inspirado la poesía de Campos, donde vivirá con su madre dedicado a la enseñanza y al estudio, para no volver jamás. Vivió en Baeza, Andalucía, donde permaneció hasta 1919. Aquí él escribió una serie de poemas que tratan con la muerte de Leonor, los que añadió a una nueva (y ahora definitiva) edición de “Campos de Castilla”, la que publicó en 1916 junto con la primera edición de “Nuevas Canciones”. Aunque sus primeros poemas eran en un estilo recargado, modernista, con la publicación de "Campos de Castilla", mostró una evolución hacia una mayor simplicidad, una característica que distingue a su poesía a partir de entonces. Entre 1919 y 1931, Machado fue profesor de francés en el Instituto de Segovia, en Segovia. Se trasladó allí para estar más cerca de Madrid, donde vivía su hermano Manuel. Los hermanos se reunían en los fines de semana para trabajar juntos en una serie de obras de teatro, las cuales les valieron una gran popularidad. Fue aquí también que Antonio tuvo un romance secreto con Pilar Valderrama, una mujer casada con tres hijos, a la que se refieren en su trabajo por el nombre de Guiomar. En 1932 se le dio el puesto de profesor en el "Instituto Calderón de la Barca" en Madrid. Cuando Francisco Franco lanzó su golpe de Estado en julio de 1936, y fue el estallido de la Guerra Civil Española marcha a Valencia. Vivió en la localidad de Rocafort desde noviembre de 1936 hasta marzo de 1938. En 1937 publica “La guerra”. Entre 1937 y 1939, Machado publica un total de 26 artículos en “La Vanguardia” (que en aquella época era el órgano de expresión del gobierno de la República y recogía firmas de los más destacados intelectuales y escritores que apoyaron la causa republicana). El lanzamiento de la guerra civil española y su posterior salida de Madrid fue un golpe muy fuerte para él, al ser separado para siempre de su hermano Manuel, quien quedó atrapado en la zona nacionalista (franquista) y de Valderrama que se encontraba en Portugal. Machado se fue con su anciana madre y su tío a Valencia, y luego a Barcelona en 1938. Por último, conforme Franco se acercaba a los últimos bastiones republicanos, se vieron obligados a cruzar la frontera francesa a Collioure. Fue aquí donde, el 22 de febrero de 1939, que Antonio Machado murió, tres días antes de su madre. En su bolsillo se encontró su último poema, "Estos Días Azules y Este Sol de Infancia". Machado está enterrado en Collioure, donde murió; Leonor está enterrada en Soria. El Poeta Geoffrey Hill lo ha aclamado como Montale por su frase "las dos Españas”. Una que muere y otra que bosteza - refiriéndose a las divisiones políticas de izquierda-derecha que llevó a la Guerra Civil, Esta frase se ha hecho famosa tanto en español como en otros idiomas.

Obras

La evolución de Machado tiene fuertes vínculos con las mayores tendencias europeas del mismo período. Se alejó de los herméticos principios estéticos del post-simbolismo y cultivó la apertura dinámica del realismo social. Como, por ejemplo, los estetas franceses tales como Verlaine, Machado se inició con la contemplación de fin de siglo de su mundo sensorial, retratado a través de la memoria y las impresiones de su conciencia privada. Y al igual que sus compañeros con conciencia social de la Generación de 1898, salió de su soledad para contemplar los paisajes históricos de España con una mirada comprensiva pero poco indulgente. Su obra poética se inicia con la publicación de “Soledades” en 1903. En este breve volumen se encuentran muchos vínculos personales que caracterizan su obra posterior. En “Soledades”, “Galerías” y “Otros poemas”, publicados en 1907, su voz se convierte en su propio yo y son notables las influencias de poetas del siglo XX como Octavio Paz, Derek Walcott, y Giannina Braschi. El rasgo más característico de su personalidad es el tono antipático, suavemente triste que se puede sentir, incluso cuando describe las cosas reales o temas comunes de la época, por ejemplo, jardines abandonados, viejos parques o fuentes: los lugares a los que se acerca a través de la memoria o los sueños. Después de la experiencia de Machado con la poesía introspectiva de su primera época, se retiró del espectáculo de su personalidad conflictiva y se comprometió a presenciar la batalla general de las "Dos Españas", cada uno lucha por conseguir la victoria. En 1912 publicó "Campos de Castilla", una colección de poemas líricos donde resalta la belleza del paisaje castellano. Al igual que la propia personalidad del poeta reveló elementos mutuamente destructivos en las anteriores “Galerías” y en las “Soledades”, también lo hizo en la historia bíblica de Caín y Abel, interpretada en "La Tierra de Alvargonzález", la cual da fe de la división de España en la cual una parte del tejido social tira hacia un lado y la otra parte hacia el otro, en un esfuerzo por restablecer la unidad. Al mismo tiempo, publica otros poemas donde proyecta arquetipos castellanos que evocan emociones como el pathos, como "La mujer manchega", “Rechazo” y "Campos de Soria". Caminante, son tus huellas el camino, y nada más; caminante, no hay camino, el camino se hace camino al andar. Al andar se hace el camino, y al mirar hacia atrás uno ve el camino que nunca se pisó de nuevo. Caminante, no hay camino - Sólo se despierta en el mar. De "Proverbios y cantares" en “Campos de Castilla”. 1912. En 1917 se añadieron varios poemas a "Campos de Castilla", incluyendo un grupo de poemas escritos en Baeza sobre la muerte de su joven esposa, una serie de breves poemas reflexivos, que a menudo se asemejan a canciones populares o refranes, llamados "Proverbios y Cantares", y un serie de "Elogios", dedicado a personas específicas, tales como Rubén Darío o Federico García Lorca que fueron sido influyentes en su vida. Los últimos poemas de Machado son una antropología virtual de la gente común de España, en los que va describiendo su psicología colectiva, las costumbres sociales, y su destino histórico. Logra este panorama a través de los mitos básicos y patrones recurrentes, eternos, del comportamiento del grupo. Machado desarrolló los arquetipos en “Campos de Castilla” de poemas clave como "La tierra de Alvargonzález", y "Por tierras de España", que se basan en historias de la herencia bíblica. Las metáforas de este segundo período hacen uso alusiones geográficas y topográficas que enmarcan sus juicios poderosos acerca de las condiciones socio-económicas y morales en la Península. Su siguiente libro, "Nuevas canciones" publicado en 1924, marca la última etapa de su trabajo. Las obras completas de su poesía, “Poesías Completas”, fue publicado en 1938 y contiene “Poemas de Guerra”, “El crimen fue en Granada” y la “Elegía de Federico García Lorca”.

Reconocimientos

En 1927 fue elegido miembro de la Real Academia Española, si bien nunca llegó a tomar posesión de su sillón. Por eso, Antonio Machado fue uno de los más apreciados poetas españoles añorados en esa época. En 2007 se instala en la Biblioteca Nacional de España en Madrid la magnífica cabeza de Antonio Machado realizada por el escultor Pablo Serrano en el año 1966 y que también se encuentra en el Centre Georges Pompidou de París y en el MOMA de Nueva York.

Relacionados: